Sarawak (Borneo): de Belaga a Kuching, en busca de “longhouses” por el río Batang Rejang

Dejamos nuestro destino para las vacaciones de semana santa de la mano de Skyscanner, y nos sorprendió. Tras una rápida búsqueda desde Singapur a cualquier destino, la opción más barata que Skyscanner nos ofrecía era Bintulu. ¿Bintulu? ¿Donde está eso? ¿Hay algo para hacer allí? Empezamos a leer la poca y poco actualizada información que encontramos en internet y empezaron a resonar en nuestras cabezas palabras como Borneo, selva, río, tribus, trekking, orangutanes… La idea se antojaba, cuanto menos, interesante, así que nos liamos la manta a la cabeza y nos fuimos a la aventura! En este post os contamos nuestra ruta, nuestras impresiones y toda la información que a nosotros nos hubiera gustado tener.

IMG_20180830_173613.jpg Sigue leyendo

Anuncios

Los 10 mandamientos del buen mochilero

¿Qué es un mochilero? Pues, literalmente, es una persona que viaja durante un periodo, más o menos, largo con una mochila a cuestas. Pero para nosotros este término implica mucho más. El simple hecho de llevar una mochila no te convierte en un mochilero, sino que lo más importante es la mentalidad con la que se viaja. No todo el mundo está preparado para viajar como mochilero, lo sabemos. Pero si has dado ese primer paso, aquí van los mandamientos que todo mochilero debe conocer! Sigue leyendo

Atenas en 3 días

Atenas es una capital pequeña, cercana, alegre y llena de vida a cada momento y en cualquier rincón. Pero si por algo destaca es por su historia de más de dos mil años. Es probablemente la ciudad más histórica e influyente del mundo occidental. Donde nació la democracia, donde adquirieron importancia disciplinas como las matemáticas y la filosofía o donde surgieron los primeros juegos olímpicos. Después de 3 días pateándonos la zona más antigua de arriba a abajo, creemos que precisamente se debe visitar la ciudad desde esta perspectiva, teniendo en cuenta su antigüedad e intentando comprender su historia.

IMG_20171218_143039.jpg Sigue leyendo

Nuestro Top 10 del Sudeste Asiático

¿Qué país os gustó más?

Esa es la pregunta que más nos han hecho después de haber estado viajando 6 meses por Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam, Malasia y Singapur. ¡Y qué difícil nos resulta contestar! No podemos quedarnos con un sólo país, porque todos ellos tienen un encanto especial. De todos ellos hemos salidos enamorados por algún motivo, bien sea por su gente, por sus paisajes, por su comida, por las experiencias que hemos vivido, por su cultura o por su historia.

Así que, en lugar de contaros qué país nos ha gustado más nos hemos propuesto escoger los 10 lugares más especiales que hemos visitado. Ha sido complicado quedarnos sólo con 10, porque muchos otros se merecerían ocupar un puesto en este ráking. Pero bueno ¡allá vamos! Sigue leyendo

Quiero viajar pero…

Hemos oído muchas veces esa frase de “Qué envidia, yo también quiero hacer un viaje como el vuestro” o la de “¿no os da miedo estar tanto tiempo por ahí?” o la de “ojalá tuviera más dinero para hacer lo mismo que vosotros”. Sabemos que tomar la decisión de hacer un viaje como el que hicimos no es fácil. Y si no, que nos pregunten a nosotros, que nos pegamos meses dándole vueltas a la idea hasta que nos decidimos. Teníamos muchos miedos, como cualquier persona, por varios motivos: no sabíamos si teníamos dinero suficiente, ni qué nos íbamos a encontrar allí, ni cómo íbamos a dormir… Pero sobre todo, lo que más miedo nos daba era la vuelta ¿qué iba a pasar a la vuelta? ¿Sería fácil encontrar trabajo de nuevo? ¿Qué haríamos con nuestra vida? Sigue leyendo

Vacunas

Cuando se decide hacer un viaje es bueno siempre informarse bien sobre las vacunas que son recomendables para evitar cualquier tipo de enfermedad en nuestro destino. Lo primero de todo decir que nosotros no somos expertos y aquí sólo podemos contaros nuestra experiencia. Sin duda, lo mejor que podéis hacer para informaros sobre qué vacunas necesitáis es ir al centro de vacunación más cercano a vuestra localidad, ya que ellos son los que mejor os van a poder aconsejar. Aquí podéis ver los centros de vacunación que hay en España. Sigue leyendo

Seguros de viaje

Solemos pensar que si se viaja con cabeza y se es responsable no tiene por qué pasar nada. Pero no podemos controlar todo y siempre puede haber cualquier contratiempo durante el viaje ¿Qué ocurre si te pones malo, te tuerces un tobillo o te haces un corte? ¿O si cancelan tu vuelo, se pierde tu equipaje, te roban o incluso si extravías tu documentación? Cualquiera de estos casos puede conllevar consecuencias desagradables e incluso costes muy altos. Por eso, es bueno contratar SIEMPRE un seguro de viaje.

images.png Sigue leyendo

Consejos para buscar alojamiento barato

En general, en todo el sudeste asiático, (excepto en Singapur) es posible encontrar desde habitaciones muy baratas hasta todo lo que estés dispuesto a pagar. Además hay mucha oferta, por lo que siempre encontraréis algo que se adecúe a vuestras expectativas. No obstante, aquí os vamos a dar una serie de consejos para que la búsqueda de alojamiento os resulte lo más sencilla y barata posible. Sigue leyendo

Malaca, tras la huella de las colonias europeas

Malaca es una ciudad de una gran importancia histórica situada a medio camino entre Kuala Lumpur y Singapur. Durante muchos años fue uno de los mayores puertos comerciales de Asia gracias a su ubicación estratrégica en el estrecho de Malaca, lo cual le permitía controlar el tráfico marítimo entre el oceáno Índico y el oceáno Pacífico. Conocedores de ésto, los portugueses la invadieron en 1511. Posteriormente, en 1641, fue conquistada por los holandeses hasta 1824 que se la cedieron a los británicos a cambio de unos territorios en Sumatra.  Durante la II Guerra Mundial los japoneses también se aprovecharon de su gran valor estratégico y no fue hasta 1963 con la independencia de Malasia, cuando volvió a recuperar su identidad. Todas estas colonizaciones, dejaron en la ciudad una gran huella cultural y arquitectónica y es por ello que fue declarada en 2008 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

2017-07-21 19.51.03

Sigue leyendo

Yangón (Myanmar), 10 cosas que no te puedes perder

¿Myanmar? ¿Dónde está eso? Esa es todavía la respuesta de mucha gente cuando les hablas de este país. Y no es de extrañar… Myanmar, la antigua Birmania, tras ser una colonia británica durante más de 100 años, estuvo bajo el gobierno de una dictadura militar y fue en 2003 cuando empezó a abrir sus fronteras al turismo. Esa reciente apertura al turismo se nota. En nuestros cinco días por Yangon, la capital, a penas hemos visto caras occidentales.

IMG-20170617-WA0024.jpg Sigue leyendo

Kuala Lumpur, entre rascacielos y mezquitas

Kuala Lumpur es la capital de Malasia y, como tal, se viste con grandes avenidas, rascacielos y centros comerciales enormes, que se entremezclan con callejuelas, espacios verdes y puestos de comida callejera. Cuando llegamos nos dio la sensación de una ciudad super moderna y avanzada. De hecho, después de Singapur, es la ciudad más desarrollada que hemos visitado en el sudeste asiático. A KL (así es como la llaman los malayos cariñosamente)  volvimos un año después con familia y amigos. Así que en este post os vamos a contar lo que hicimos en su día durante el viaje, pero añadiremos alguna cosa que nos dejamos en el tintero y que visitamos en nuestro segundo viaje. ¿Preparados?

2017-06-12 14.59.05 Sigue leyendo

Cameron Highlands: entre senderos y plantaciones de té

Cameron Highlands fue como un suspiro de aire fresco en nuestros días por Malasia. Se trata de una zona montañosa, a unos 1.500 metros sobre el nivel del mar, situada en la parte centro-norte de la península. La altura a la que está situada hace que las temperaturas sean más frescas durante todo el año y, creednos, ¡no sabéis lo que agradecimos una chaquetita por la noche después del calor que estábamos pasando! Además, los paisajes de esta zona son unos de los más bonitos que hemos visto en Malasia, bañados por plantaciones de té y bosques frondosos. Así que podemos decir que Cameron Highlands fue el lugar ideal para descansar y huir del calor sofocante y de la humedad que azota al resto del país.

2017-05-16 09.51.46.jpg Sigue leyendo

Islas Perhentian y su impresionante vida marina

Malasia no es un destino conocido por sus islas. La vecina Tailandia se lleva todos los méritos. Pero lo cierto es que las Islas Perhentian no tienen nada que envidiarle a las islas tailandesas. Se trata de un archipiélago situado en el extremo noreste del país, a unos 20km de tierra firme, y está formado por dos islas principales, Pulau Perhentian Kecil y Pulau Perhentian Besar. Nosotros nos decantamos por Kecil, ya que leímos que el alojamiento era más económico y había un poco más de vidilla. Y así, para resumir un poco nuestra estancia aquí, os decimos que disfrutamos de la vida marina más impresionante de todo nuestro viaje. Si te pica un poco el gusanillo ¡Sigue leyendo!

2017-02-05-12-28-47 Sigue leyendo

Georgetown (Penang), arte callejero y multiculturalidad

Penang es una isla situada al noroeste del país. No da la sensación de estar en una isla, de hecho casi no hay ni playas. Arte, gastronomía y mezcla de culturas son las palabras que mejor la definen. Aquí malayos, indios y chinos se entremezclan con total naturalidad, creando un ambiente cosmopolita inigualable. Esta diversidad cultural se refleja en la arquitectura, que contrasta con los edificios coloniales que dejaron los británicos y con los rascacielos, sello de su nivel de desarrollo. Suena interesante ¿no?

2017-01-06-17-21-56 Sigue leyendo

Nueva frontera, nuevo país: Malasia, bienvenidos a Langkawi!

Después de un mes por las islas del sur de Tailandia llegó la hora de cruzar una nueva frontera: Malasia! Eso quiere decir que nuestro viaje estaba llegando a su fin… Por lo que esta última etapa del viaje la afrontábamos con un poco de tristeza pero, a la vez, con muchas ganas, pues Malasia era un país totalmente desconocido para nosotros y lo teníamos todo enterito delante nuestro para descubrirlo!

Nuestro primer destino malayo fue Langkawi, una isla bastante cercana a Koh Lipe (Tailandia). Sigue leyendo

Presupuesto para Tailandia (sur)

Los gastos en la parte sur de Tailandia han sido bastante más elevados que en cualquier otro país visitado anteriormente. Por un lado, el transporte en barco de una isla a otra resulta mucho más caro que moverse en autobús por el centro del país. Y, por otro lado, las islas tailandesas son muy turísticas y eso se nota en los precios, por lo que el alojamiento y la comida tienen, en general, precios más altos. Aquí os dejamos todos nuestros gastos desglosados durante 25 días en Tailandia sur. Sigue leyendo

El festival de las luces de Chiang Mai

Todos los años se celebra en Chiang Mai el conocido Festival de las Luces, que tiene lugar la noche de luna llena del mes 12 del calendario lunar tailandés. Por tanto, la fecha varía de un año a otro, pero siempre es entre octubre y noviembre. Y nosotros tuvimos la inmensa suerte de estar por el norte de Tailandia justo cuando iba a tener lugar esta mágica celebración y no nos la queríamos perder por nada del mundo! Así que modificamos un poco nuestra ruta inicial y volvimos a Chiang Mai con nuestras amigas holandesas, de las que ya os hemos hablado en alguna ocasión, para asistir a este festival tan especial. Sigue leyendo

Koh Lipe, ¡Encontramos a Nemo!

Antes de viajar a Tailandia, Koh Lipe era de las islas que teníamos claro que queríamos visitar. Habíamos visto un capítulo de Españoles por el mundo (o era Callejeros viajeros?) y nos habíamos enamorado del lugar. Sin embargo, de aquella isla tranquila, sin apenas turistas, con sólo calles de arena (recordamos que la chica decía que sólo necesitaba zapatos cuando salía de la isla porque en su día a día iba descalza) poco queda. Ahora es una isla bastante más popular y tenemos que reconocer que en un primer momento nos decepcionó, porque esperábamos ver otra cosa. Pero le dimos una oportunidad y, al final, con sus cosas buenas y malas, nos acabó encandilando y la recordamos con especial cariño. Y, por supuesto, tuvo mucho que ver lo bien acompañados que estuvimos.

2016-11-22-10-47-20

Sigue leyendo

Koh Bulon y nuestros nuevos amigos los lagartos

Koh Bulon ha sido otro de los descubrimientos en nuestro paso por las islas tailandesas. Otro de esos lugares de los que nunca habíamos oído hablar pero que realmente nos ha sorprendido y asustado a partes iguales, más abajo entenderéis por qué 😉. Es pequeñita, del estilo de Koh Kradan, con playas preciosas y casi nada de turismo. Sólo hay una cosa que las diferencia: Koh Kradan es una isla totalmente desértica, con sólo unos pocos resorts que se concentran, en su mayoría, en una parte de la isla. En cambio, en Koh Bulon habita una comunidad local, los conocidos como “gitanos del mar”. Y este contraste de isla paradisíaca combinada con gente local nos ha encantado.

2016-11-06 17.58.24.jpg Sigue leyendo

Koh Kradan, un paraíso escondido

Cuando planificas un viaje siempre intentas leer opiniones y experiencias de otros viajeros sobre lugares recomendados. Ésto tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes: no hay factor sorpresa, pues ya sabes lo que te vas a encontrar y, normalmente, la gente suele seguir las mismas recomendaciones que tú, por lo que esos lugares están muchas veces masificados. En cambio, otras veces, te dejas llevar y descubres lugares de ensueño. Y éso nos ocurrió con Koh Kradan. Nunca habíamos oído hablar de esta diminuta isla situada a medio camino entre las famosas Koh Lanta y Koh Lipe, no la habíamos visto en ninguna guía de viaje, pero fue llegar y enamorarnos perdidamente de ella. Sin duda, es un paraíso escondido en medio del mar Andamán.

2016-10-30-19-33-22 Sigue leyendo

Maya bay, “La Playa” de Leonardo DiCaprio

[Post actualizado en febrero de 2018]

Maya Bay se hizo famosa tras convertirse en el escenario en el que Leonardo DiCaprio rodó la película La Playa. Desde entonces, es uno de esos lugares que nadie quiere perderse en su visita a Tailandia. Y la verdad es que no podían haber elegido mejor escenario para ello porque cuenta con un entorno privilegiado. Se trata de una bahía que se encuentra en las islas Phi Phi, en concreto en Phi Phi Lee (la isla pequeña) y para llegar a ella se puede hacer de varias formas. Nosotros hemos estado dos veces y de dos maneras diferentes. Os vamos a contar nuestras experiencias y vosotros decidís cuál se ajusta más a vosotros.

2016-03-03-13-53-08 Sigue leyendo

Ao Nang y Railay, la playa de los escaladores

Ao Nang beach es la playa de Krabi, una ciudad donde el turismo a penas llega porque, en realidad, no tiene nada especial. La playa está a unos 15 km de la ciudad, bañada por el mar Andamán, y, al contrario que Krabi, Ao Nang está totalmente masificada y los precios son de escándalo. A priori no es un sitio que llame la atención pero es el típico lugar que todo el mundo dice que no te puedes perder ¿por qué? Porque desde aquí se pueden hacer varias excursiones interesantes a islas y playas cercanas. Nosotros hicimos dos: una a la pensínsula de Railay donde vimos las playas de Tonsai, Railay y Phra Nang, y otra a Phi Phi Leh, donde está la famosa Maya bay en la que Leonardo Dicaprio rodó la película “La playa”. En este post os vamos a hablar de la excursión a Railay. Maya Bay merece otro post a parte.

2016-09-28 21.03.22.jpg Sigue leyendo

Las Islas Similan y sus hipnotizantes aguas turquesas

¿Os imagináis unas islas desérticas, donde no hay nada más que unas tiendas de campaña, un improvisado baño y la única compañía de los cientos de pececitos y tortugas que por allí merodean? Pues existen (a medias) y se encuentran en el Mar Andamán, en la parte oeste de Tailandia. El archipiélago de las Similan es un conjunto de 9 islas, de las cuales sólo se pueden visitar 2 (la isla número 4 y la 8) y hacer snorkel en los alrededores de otras dos (la 7 y la 9). Y por qué, os preguntaréis, pues porque están cerradas al público para proteger a las cientos de tortugas que allí acuden a dejar sus huevos. De hecho, la única manera de visitarlas es con un tour organizado que sale de Khao Lak. ¿Queréis saber cómo lo hicimos nosotros?

2016-09-12-11-08-03 Sigue leyendo

Ko Tao, una isla de calitas, palmeras y pececillos

Volvemos a pisar suelo tailandés y, esta vez, para explorar sus islas. Nuestra primera parada fue Ko Tao, una isla minúscula de tan sólo 21km2, situada en el Golfo de Tailandia. Es una isla montañosa cubierta, en su mayor parte, por la vegetación de clima húmedo y las palmeras tan características de la zona. Además, es muy famosa por sus cursos de buceo, ya que dicen que son los más baratos del mundo. Nosotros de estos cursos no os podemos hablar porque no lo hicimos, pero si que nos recorrimos la isla buscando los mejores lugares para hacer snorkel. 

IMG-20160814-WA0069 Sigue leyendo

Sapa, rodeados de arrozales y minorías étnicas (parte 2)

En el post anterior ya os empezamos a contar cómo fueron nuestros últimos días por Vietnam, rodeados de arrozales y personas de diferentes etnias, en la región de Sapa. Si te lo perdiste lo puedes leer aquí. El trekking que hicimos hasta Lao Chai nos gustó mucho pero nos supo a poco. Nos quedamos con ganas de explorar más la zona, así que los siguientes dos días alquilamos una moto y ésto es lo que hicimos.

2016-07-30 18.36.27.jpg Sigue leyendo

Sapa, rodeados de arrozales y minorías étnicas (Parte 1)

El broche de oro a nuestro mes por Vietnam lo puso Sapa, una región situada en el noroeste del país, muy cerca de la frontera con China. Es una zona muy famosa por sus increíbles paisajes llenos de terrazas de arroz a diferentes alturas y las numerosas minorías étnicas que en ellas habitan, todo ello entremezclado con cascadas, montañas y ríos. Para visitar Sapa, lo más común es ir hasta Lao Cai y, desde allí, hacer diferentes excursiones por los valles de la zona. Nosotros, como siempre, lo hicimos por nuestra cuenta. Si quieres saber cómo lo hicimos y qué vimos, sigue leyendo!

2016-07-17 15.04.52.jpg Sigue leyendo

Hanoi, capital de Vietnam ¿la odias o la amas?

Hanoi está situada al norte de Vietnam y es su capital. Es de esas ciudades asiáticas que o las odias o te encantan y nosotros nos situamos más bien en el primer grupo. Y no por la ciudad en sí, porque la verdad es que la ciudad es bonita, sino más bien por la gente con la que nos hemos topado y las experiencias que hemos tenido. Bueno y por el caos de motos que reina en ella, que fue bajar del autobús y empezar a sentir el mismo agobio que sentimos en Ho Chi Minh. Sigue leyendo

Ninh Binh y el famoso paseo en barca por Tam Coc

Ninh Binh es una ciudad en la parte norte de Vietnam, a tan sólo dos horas de su capital Ha Noi. La ciudad en sí no tiene nada, de hecho es bastante fea. Pero sus alrededores son muy bonitos, por lo que merece la pena hacer una parada para explorarlos tranquilamente. El problema es que a nosotros nos tocaron días de muuuuucho frío y no los pudimos disfrutar como se merecen.

IMG-20160521-WA0023

Sigue leyendo

Un día entre costuras

Ya os adelantamos en el anterior post que Hoi An es famosa, entre otras cosas, por sus tiendas de confección a medida y como yo necesitaba un vestido para una boda aproveché para hacerme uno. Os vamos a contar cómo fue el proceso porque fue muy divertido! Pero eso sí, las fotos no las vamos a publicar todavía hasta que no pase la boda. Que yo como la novia, sorpresa! 😉  Sigue leyendo

Hoi An, entre alta costura y farolillos de colores

Cuando la UNESCO nombra a una ciudad Patrimonio de la Humanidad lo hace por algo y Hoi An tiene, indudablemente, un encanto especial. Es una ciudad costera, no muy grande, en la parte central de Vietnam. Fue un importante puerto comercial durante los siglos XVI y XVIII que atraía tanto a chinos, como japoneses y europeos. Y es esta mezcla de culturas la que la hace tan especial.

2016-04-13 20.03.35

Sigue leyendo

Ho Chi Minh, una ciudad clave en la guerra de Vietnam

Ho Chi Minh city es el nombre que le dieron a la antigua Saigón, tras ser rebautizada en 1977, en honor a Ho Chi Minh, el líder comunista que soñaba con un Vietnam reunificado e independiente. Es posiblemente la ciudad más caótica que nos hemos encontrado en nuestro viaje! Las motos que te encuentras a cada paso que das hacen tu estancia en la ciudad un poco estresante. Sin embargo, nos pareció muy interesante conocer su historia.

Sigue leyendo

Koh Rong, Koh Rong Sanloem y Sihanoukville: el paraíso de Camboya

Después de tantos días viajando ya nos tocaba un poquito de playa. Pues sí, señores! Camboya también tiene playas y menudas playas! La mayoría de las personas que viajan hasta Camboya lo hacen básicamente para visitar los templos de Angkor Wat. Sin embargo, en este país hay muchos lugares más por explorar. Algunos de ellos te pueden dejar con la boca abierta, como nos pasó a nosotros cuando pusimos el pie en sus islas Koh Rong y Koh Rong Samloem. Bueno, es que lo nuestro con las islas fue amor a primera vista. 

2016-01-06 21.34.30.jpg

Sigue leyendo

Phnom Penh, la capital con más desigualdades

Phnom Penh es la capital de Camboya. En los 5 días que estuvimos aquí pudimos descansar, explorar bien la ciudad y empaparnos de la triste historia que hay detrás de ella. Además, comprobamos cómo aquí las normas de circulación no existen y nos dimos cuenta de que en este país hay ricos muy ricos y pobres muy pobres. De hecho, por primera vez en nuestro viaje, tuvimos el corazón en un puño al ver tantísima gente necesitada. Sigue leyendo

Pedaleando por Angkor Wat, la octava maravilla del mundo

La gente que viaja hasta Camboya es posiblemente porque va a visitar Angkor Wat y, como ya os adelantamos en el anterior post, nosotros no íbamos a ser menos.

Angkor Wat significa, literalmente, ciudad de templos.  Así que, como su propio nombre indica, es un complejo de templos que representan la grandiosidad del imperio Khmer, un imperio que dominó el sudeste asiático desde Myanmar hasta las costas de Vietnam y Malasia durante los siglos IX y XIII. Angkor Wat fue la capital del imperio y se convirtió en la construcción religiosa más grande del mundo. Pero, a pesar de su grandeza, el imperio entró en decadencia y la ciudad fue abandonada en 1420. El recinto quedó oculto por la selva hasta que, a finales  siglo XVI, un francés lo descubrió y lo dio a conocer. En 1995 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

2015-12-29 21.16.16

Sigue leyendo

¡Cruzando una nueva frontera! Destino: Siem Reap (Camboya)

Después de 25 días en Laos ya tocaba visitar un nuevo país, así que el 24 de diciembre decidimos cruzar la frontera y plantarnos en Camboya para pasar allí las Navidades. Este post lo vamos a dividir en tres partes. Primero os vamos a contar cómo hicimos el visado, después los pasos que seguimos para ir de Don Det hasta Siem Reap (la primera ciudad camboyana que visitamos) incluyendo el paso de la frontera y, por último, qué hicimos en Siem Reap y nuestras impresiones sobre la ciudad.

IMG-20160124-WA0068.jpg

Sigue leyendo

Presupuesto para Laos

Laos nos ha sorprendido porque, a pesar de ser un país bastante más subdesarrollado que su vecina Tailandia, es más caro. Sobre todo, en lo que se refiere a transporte y comida. Sin embargo, nosotros hemos intentado mantener nuestro presupuesto de 20€ por persona y día. A veces ha sido posible y a veces no. Aquí os dejamos todos nuestros gastos desglosados durante 25 días en Laos. Sigue leyendo

Don Det, un remanso de paz y tranquilidad en las 4000 islas del Mekong

El que piense que sin playa no puede haber paraíso está muy equivocado, pues nosotros lo hemos encontrado en el sur de Laos! Aquí el río Mekong abandona Laos para adentrarse en Camboya, formando un ensanchamiento con 4000 islas e islotes. De todas ellas, las más importantes son tres: Don Det, Don Khong y Don Khon. Después de unos 20 días viajando por Laos necesitábamos unos días de relax y el mejor sitio para ello fue Don Det.

2016-01-12 10.16.43.jpg

Sigue leyendo

3 días en moto por el Bolaven Plateau

Muchas veces os hemos dicho que nos encanta coger una moto y salirnos de las ciudades, normalmente llenas de turistas, para ver cuál es la realidad y la esencia de los lugares que visitamos. Esta vez hemos dado un paso más y hemos alquilado una moto durante tres días para recorrer la meseta del Bolaven Plateau. ¿Con qué nos hemos encontrado? Con montones de campos de café, aldeas pequeñas con sus niños saludando a pie de carretera y cascadas preciosas. Además, hemos aprovechado para poner nuestro granito de arena en un proyecto muy chulo que lleva a cabo Big Brother Mouse para acercar la lectura a todos los niños de Laos. ¿Suena interesante?

Sigue leyendo

Big Brother Mouse: Acercando la lectura a los niños de Laos

Cuando estuvimos en Luang Prabang hicimos una visita a una tienda muy especial, la Big Brother Mouse. Habíamos oído hablar de ella pero no sabíamos muy bien de qué se trataba y un día, por casualidad, nos encontramos en una guesthouse un librito en el que explicaba todo muy bien. El mismo que estamos usando ahora mismo para poder contároslo a vosotros 🙂

Sigue leyendo

Vientiane, una capital “de bolsillo”

Vientiane es la capital de Laos desde que en 1899 los franceses la reconstruyeron y nombraron capital de su protectorado.  Al llegar, uno no tiene la sensación de estar en una gran ciudad. De hecho, es una ciudad bastante tranquila y sin mucho atractivo. Pero sí que tiene todo aquello que una capital debe tener: hoteles y restautantes para todos los gustos y bolsillos, embajadas, grandes avenidas y todo tipo de servicios. Lo que contrasta bastante con los pueblitos que habíamos visto hasta ahora.

Sigue leyendo

Vang Vieng, de la cuna de la fiesta a los paisajes más relajantes

Vang Vieng es una ciudad muy famosa entre los mochileros por ser la cuna de la fiesta en Laos. Aquí se puede o, más bien, se podía hacer “tubing“. Ésto consistía en bajar la corriente del río con una especie de “donut” mientras se iba parando en los diferentes bares que había a ambas orillas del río para beber alcohol. Alcohol+corrientes de agua no es buena combinación y muchas personas han llegado a morir aquí (la última, por cierto, un par de semanas antes de que nosotros llegaramos a la ciudad), Sigue leyendo

Luang Prabang, la pequeña Francia en medio de Laos

Luang Prabang es la ciudad más diferente que hemos visitado hasta ahora en nuestro viaje. Es una  ciudad pequeñita y acogedora, bordeada por dos ríos, el Mekong y el Nam Khan. Como ya sabréis, Laos fue una colonia francesa hasta no hace demasiados años y esta influencia francesa se percibe por toda la ciudad. Cuando vas paseando tienes la sensación de haberte transportado al mismísimo Montmartre de París (vale, igual exageramos un poco…) pero, de repente, te cruzas con un tuktuk, un templo o un monje que te recuerdan que todavía estás en Laos!

2015-12-24 17.04.48.jpg

Sigue leyendo

Dos días perdidos en la jungla

Mucho habíamos leído, antes de iniciar nuestro viaje, sobre qué cosas podíamos hacer en Laos y ésta era, sin duda, la que más nos llamaba la atención. Sin embargo, no nos llegábamos a imaginar que se convertiría en una de las experiencias más bonitas de nuestra vida. Aventura, autenticidad y naturaleza son las palabras que mejor definirían nuestros dos días por el parque nacional Nam Ha.

Sigue leyendo

Presupuesto para Tailandia (centro-norte)

¿Quién ha dicho que viajar sea caro? Todo depende de cómo te lo montes! Aquí os dejamos lo que nosotros nos hemos gastado en Tailandia (centro-norte), desde que pusimos el pie en Bangkok hasta que cruzamos la frontera de Laos.

Nota: Aquí NO incluimos los gastos previaje como seguro de viaje o vuelo a Bangkok entre otros.

GASTOS en TAILANDIA (CENTRO-NORTE) durante 27 DÍAS:

TOTAL (2 personas)= 33.522 baht (838 €)

TOTAL POR PERSONA= 16.761 baht (419€)
TOTAL POR PERSONA Y DÍA= 620 baht (15,5 €)

Ésto se desglosa en:

ALOJAMIENTO
Total= 7.380 bath (196 €)
Total por persona y día= 137 bath (3,4 €)

COMIDA/BEBIDA (incluyendo desayuno, comida, cena, snacks y todas las bebidas)
Total= 12.752 bath (319€)
Total por persona y día= 236 bath (6 €)

TRANSPORTE (incluyendo transporte público, alquiler de moto y gasolina)
Total= 5.780 bath (144,5€)
Total por persona y día= 107 bath (2,6€)

EXCURSIONES (incluyendo entradas a templos, museos, cascadas, un día con elefantes, etc)
Total= 5.950 bath (149€)
Total por persona y día = 110 bath (2,7 €)

OTROS (incluyendo lavandería, compras y ocio)
Total= 1.210 bath (30€)
Total por persona y día= 22,4 bath (0,5 €)

*Tipo de cambio vigente a Diciembre de 2015 : 1€ = 40 bath

¿QUÉ ESTILO DE VIDA HEMOS LLEVADO?

  • Alojamiento en guesthouse (tipo albergue) en habitación doble o bungalow privado con baño generalmente privado.
  • Comida mayormente local que es más barata, pero a veces también nos hemos dado algún capricho con comida occidental que es bastante más cara.
  • Nos hemos movido con transporte público y hemos alquilado moto algunos días para visitar los alrededores de las ciudades.
  • Hemos visitado todos los templos y lugares recomendados que nos han parecido más interesantes.
  • No hemos comprado ningún capricho, sólo cosas necesarias como alguna camiseta, champú, etc.
  • No nos hemos dado grandes lujos pero todos estos días hemos vivido bien y hemos hecho todo lo que nos ha apetecido.

Cómo veis, viajar barato SE PUEDE! Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en consultarnos 🙂

Nuestras 10 primeras veces en Tailandia

Tailandia ha sido el país donde hemos iniciado nuestro viaje. El país que nos ha acercado al modo de vida asiático y donde hemos tenido los primeros choques culturales. Aquí os dejamos nuestras 10 primeras veces!

HA SIDO LA PRIMERA VEZ QUE…

1. Hemos visto templos budistas y monjes con sus túnicas naranjas. De hecho, hemos visto tantos que ya tenemos el cupo cubierto por unas semanas!

2. Hemos visto a personas durmiendo en cualquier lado! En el mostrador donde venden túnicas, encima de las mesas de un puesto de comida, en el tuktuk esperando clientes, bajo la sombra de los árboles… cualquier sitio es bueno!

3. No nos sorprendemos al ver a personas en moto sin casco. Pero no sólo eso! Es la primera vez que no nos sorprende ver a más de dos personas en una moto. Donde caben dos caben tres, no? Hemos llegado a ver hasta 5 personas!

4. Nos sentamos a comer y los cuchillos no los vemos por ningún lado! Aquí no se pueden tener cuchillos encima de la mesa, se come con cuchara, tenedor, y palitos. Así que si pides algún plato con carne te la encuentras siempre en trocitos pequeños.

5. Convivimos un día entero con elefantes. Impresionante! Echarle un vistazo al POST.

6. Pedimos comida no picante y pica a rabiar! Aquí casi todo lleva su toquecito picante y si les dices que picaba mucho te miran raro y te dicen que cómo puede ser, si sólo llevaba medio chili!

7. Vamos al baño y no hay papel higiénico. Eso aquí no se lleva, prefieren limpiarse con una especie de manguerita que tienen al lado del retrete porque dicen que es más limpio. Aunque nosotros no nos acabamos de acostumbrar… Además es la primera vez que tenemos que tirar cazos de agua porque en muchos sitios no hay cadena.

8. Sudamos como cerdillos a todas horas, tanto de día como de noche! Hay una temperatura constante durante todo el día. Aunque si que es cierto que en las ciudades del norte notamos un poco más de fresquito que no nos vino nada mal!

9. Hemos visto gatos y perros sin dueño por todos los lados y que la gente los respeta y los ciuda como si fueran sus propias mascotas.

10. Probamos los bichos fritos y que, para nuestra sorpresa, no están tan malos como pensábamos! ¿No te lo crees? Mira este vídeo:

Chiang Rai y el arte en blanco y negro

Chiang Rai es la ciudad que se encuentra más al norte de Tailandia y está bastante cerca de la frontera con Laos. Está a unos 200 km de Chiang Mai.

CÓMO LLEGAR

Desde Chiang Mai es muy sencillo llegar ya que desde la Arcade Bus Station salen autobuses cada hora. Nosotros no compramos el billete por adelantado y cuando llegamos a la estación nos encontramos con que todos los autobuses estaban completos y tuvimos que esperar allí 3 horas y media! Pagamos 132 bath (3,5€) cada uno en clase A (la más barata) y tardamos 3 horas en llegar.

QUÉ HICIMOS

En Chiang Rai hemos estado 4 días. El primero llegamos bastante tarde y lo dedicamos a descansar. Los demás días ésto es lo que hicimos:

1. CALLEJEAR

Dedicamos toda una mañana a callejear por la ciudad y tenemos que decir que no tiene ningún atractivo. De hecho, es bastante fea. Todas las calles están repletas de tiendas y establecimientos a ambos lados, de vez en cuando te encuentras con algún templo y poco más. Lo que sí que nos gustó fue la torre del reloj que de 19 a 22 ofrece cada hora un espectáculo de luces y sonido.

2015-12-06 20.30.11.jpg

2. NIGHT BAZAAR

Es un mercado nocturno que ponen cada noche y al que hemos ido un par de veces. No es cómo otros mercados en los que hemos estado. Éste tiene dos partes. En una parte del mercado venden ropa, pulseras, bufandas que las señoras tejen allí mismo, y hasta cachorritos! Y en otra parte hay un “food court”, un espacio muy grande con puestos de comida a ambos lados y en el centro un montón de mesas y sillas para sentarse donde uno quiere. Se puede encontrar aquí todo tipo de comida tailandesa a bastante buen precio, principalmente pescado y el plato estrella de Chiang Rai, el hot pot!

En este lugar hemos probado también por primera vez… los insectos fritos! ¿No te lo crees? ¡Pues aquí tienes la prueba!

3. EL TEMPLO BLANCO Y LA CASA NEGRA

Dicen que representan el cielo y el infierno y son, sin duda, las principales atracciones de Chiang Rai. Están en las afueras, a unos 10 km cada una en direcciones opuestas. Siempre os decimos que nos encanta recorrer los alrededores en moto pero esta vez hemos decidido hacerlo como lo hacen los locales, en autobús, y os prometemos que es toda una aventura! Para ir no hay mucho problema, vas a la estación, dices dónde vas, te subes al autobús y cuando llegas a tu destino te avisan para que bajes. Eso sí, no esperéis autobuses “normales”, aquí hay autobuses que no sabemos cómo, todavía, siguen en pie!

20151128_112158

El problema es la vuelta. Cómo aquí no existen las paradas ni los horarios, tú te plantas en la calle y cuando ves que viene levantas la mano para pararlo. Pero nunca sabes cuándo va a pasar! Menos mal que siempre hay algún señor majo que te para y te lleva 🙂

  • TEMPLO BLANCO

Llevamos un tiempo pensando que todos los templos son iguales pero con éste nos hemos equivocado. Cuando lo vimos nos quedamos con la boca abierta, es impresionante! Y todo lo que tiene de bonito lo tiene también de raro. Es un templo bastante nuevo, de la década de los 90 (de hecho está sin terminar) y, parece ser, que al arquitecto le debía gustar la película Aliens vs Predator porque el templo está ambientado en ella. Además, en su interior, hay pinturas en las que aparecen un montón de personajes de ficción, desde Superman hasta Matrix, pasando por Doraemon! Nos atrevemos a decir que es el templo más bonito que hemos visto en Tailandia y cuando lo terminen va a ser espectacular!

2015-12-06 20.12.21

  • CASA NEGRA

Es un museo compuesto por varias casas negras tradicionales con decoración un tanto extraña. Parece todo de estilo vikingo, con calaberas de animales, mesas y bancos de madera con pieles, cuernos y animales disecados. Es un lugar bastante curioso y la entrada es gratis.

2015-12-06 20.03.05

4. MAE SALONG

El último día decidimos ir a Mae Salong, un pueblo chino en la frontera con Myanmar conocido por sus plantaciones de té. El viaje fue una odisea. Cogimos un bus que por 30 bath (0,75€) nos llevó a Pasang, un pueblo que está a mitad de camino. Cuando bajamos, una pick up nos estaba esperando para llevarnos al destino final pero hasta que no se llenara con 8 personas no salía. Pero cómo la íbamos a llenar si por allí no pasaba ni el Tato!! Después de estar esperando una hora dijimos ¿y si hacemos autostop? Intentamos parar a un par de furgonetas que iban para allá pero ya debían ir llenas…y de repente, nos pararon unos chicos que iban al mismo pueblo que nosotros, así que perfecto 🙂 Debía ser también la primera vez que iban porque se equivocaron de camino. Nosotros casi ni nos dimos cuenta porque íbamos embelesados mirando por la ventanilla. El pueblo está en medio de las montañas por lo que el paisaje era espectacular. A orillas de la carretera, además, íbamos viendo pequeñas aldeas, compuestas por unas cuantas casas hechas de bambú y hojas. Los niños jugaban en medio de las vacas y las mujeres vestían su trajes típicos coloridos.

Cuando nos dimos cuenta estábamos en Mae Salong. No podemos decir mucho de este pueblo porque sólo pudimos estar allí dos horas. Subimos 350 escalones hasta llegar a un templo desde el que pudimos contemplar unas vistas muy bonitas de los campos de té.

2015-12-06 20.39.17.jpg

A la bajada pasamos por un mercado donde mujeres de poblados cercanos vendían cosas que ellas mismas cosechaban, té, pulseras y bolsos y otras cosas hechas a mano. No queríamos comprar nada pero esta señora nos acabó engatusando para comprarle un par de pulseras!

2015-12-06 20.44.48.jpg

NUESTRAS IMPRESIONES

  • Después de casi un mes en Tailandia hemos empezado a echar de menos la comida occidental. Así que aquí nos hemos dado un buen homenaje de pizza y pasta. Eso sí, si lo comparamos con precios de la comida de aquí nos ha salido bastante caro…
  • Nos ha parecido la ciudad más auténtica que hemos visitado en Tailandia. Hasta aquí no llegan muchos turistas y los que lo hacen es con tours organizados desde Chiang Mai para ver sus atracciones turistas más destacadas. Por eso, en los numerosos puestos de comida y ropa que se ven en la calle, no encuentras la típica camiseta con un elefante o los típicos crepes, sino  camisetas coloridas que se ponen los locales y sopa de nooddles.
  • Nos ha resultado bastante difícil encontrar sitios con wifi que funcionara bien, en general iba bastante lento.
  • La gente habla menos inglés. Si preguntas cómo llegar a un sitio y no te lo saben explicar, pues te acompañan!
  • Ha sido nuestra primera vez haciendo autostop y nos ha parecido bastante fácil. En cualquier otro país si un extraño te para es mejor no fiarse y salir corriendo. Pero aquí sabes que lo único que quieren es ayudar. Eso es lo bonito de este país.

Pai, un pueblo hippie en medio de las montañas

Pai es un pueblo que está en medio de las montañas y desde el que se pueden ver unos paisajes increíbles. El pueblo en sí no tiene mucho. No son más que cuatro calles principales llenas de restaurantes, guesthouses y bares donde se reúnen los turistas a tomar unas copas. Sin embargo, en él se respira un ambiente y una tranquilidad que invita a quedarte. De hecho, nosotros planeábamos estar aquí un par de días pero cambiamos de planes y acabamos quedándonos 6 días. Nos ha venido bien para descansar y coger fuerzas.

20151119_080607.jpg

CÓMO LLEGAR

Pai está a 150 km de Chiang Mai. Se puede llegar en bus o en furgoneta. Esta vez nos decantamos por la furgoneta aunque fuera la opción más cara, ya que el bus salía a las 7 de la mañana y la estación estaba muy alejada del centro y nos teníamos que pegar un buen madrugón. En furgoneta nos costó 180 bath (4,5€) por persona, viniéndonos a buscar a la puerta de nuestra guesthouse y tardamos poco más de 3 horas. ¿150 km en más de 3 horas? ¡Pues sí amigos! El camino que une Chiang Mai y Pai es una carretera llena de curvas, 762 según nos contaron… por suerte la carretera está en buen estado.

20151118_105553.jpg

QUÉ HICIMOS

Nada más llegar nos pusimos a buscar un lugar para dormir. Para nuestra sorpresa era temporada alta y estaba todo lleno! Así que con la mochila a cuestas nos pusimos a recorrer Pai en busca de alojamiento. Encontramos uno que, a parte de ser el más caro que hemos pagado (400 bath, 10 €),no nos gustó nada. Así que dejamos la mochila y nos pusimos en busca de otro para la noche siguiente.

20151119_082123.jpg

En Pai no hicimos mucho más que descansar, ir a la piscina y reencontrarnos con nuestras amigas Vera, Wieneke y Kristen. Hicimos una clase de yoga juntos y recorrimos el night market cada noche.

20151119_135245.jpg

Pero aunque Pai no tiene mucho más, sus alrededores ofrecen muchas posibilidades. Así que, como hemos cogido gustillo a eso de ir en moto, alquilamos una un par de días y ésto es lo que vimos:

1. CASCADAS PAM BOK Y MO PAENG

2015-12-04 13.27.02.jpg

2. PUEBLO CHINO

Parece ser que en 1950 una comunidad de refugiados chinos que huían del régimen comunista se estableció aquí. Hoy en día no es más que un pueblo totalmente artificial, construido para el turista, donde puedes comer comida china y comprar productos del país. Nos defraudó un poco.

2015-12-04 13.02.06

3. POBLADO DE LA TRIBU LISU

Esta tribu es originaria del este del Tibet y actualmente hay unas 28.000 personas asentadas en diferentes poblados en el norte de Tailandia. Se dedican principalmente a la ganadería y la agricultura. Ya os lo enseñamos en un vídeo (pincha AQUÍ para verlo). El poblado consistía en casitas de madera y vimos su huerto y sus cerdos y gallinas. Además, nos encontramos con un grupo de mujeres desgranando ajos (tenían miles!!) que vestían sus ropas de colores características.

2015-12-04 13.07.05.jpg

4. CAÑÓN DE PAI

Lugar perfecto para ver el atardecer.

2015-12-04 13.36.33.jpg

5.BUDA BLANCO

Muy cerquita de Pai hay un gran buda blanco en medio de una montaña. Es agotador subir todos los escalones para poder llegar a él pero el esfuerzo merece la pena. La figura de Buda impone, pero todavía impone más la imagen del valle de Pai que se puede observar desde allí y la tranquilidad y la paz que se respiran.

2015-12-04 13.15.02.jpg

6. THAM LOD (LOD CAVE)

Es una cueva enorme atravesada por un río. Para poder entrar es necesario tener un guía. A nosotros nos tocó una señora de 60 años que chapurreaba algunas palabras de inglés y nos llevó a través de la cueva. En su interior hay estalactitas y estalagmitas de enormes tamaños formadas hace miles de años. Para poder cruzar el río que la atraviesa cogimos una barca de bambú y desde la barca pudimos ver miles y miles de murciélagos que habitan allí. Bueno, en realidad, más que verlos, los oímos porque estaba muy oscuro. Dicen que al atardecer salen en busca de comida y es un espectáculo muy bonito. Pero nosotros nos lo perdimos. AQUÍ puedes ver un vídeo que hicimos de nuestro día en moto en las cuevas, las aguas termales y el cañón de Pai.

2015-12-04 13.48.19

7. HOT SPRING

Después de un día agotador en moto, y ya por la tarde que empieza a refrescar, nos vino genial un chapuzón en estas aguas termales. Es una piscina natural no muy grande de agua calentita que está bastante escondida. No nos acordamos del nombre pero está en el camino de vuelta de las cuevas. La entrada fue muy barata, 20 bath (0,5€). Hay otras más grandes que valen 300 bath (7,5€).

2015-12-04 13.51.36.jpg

8. PAISAJES DE ENSUEÑO

Sin duda, lo que más nos enamoró fueron los paisajes que rodean a Pai.

2015-12-04 14.10.55

NUESTRAS IMPRESIONES

  • Aunque es un pueblo muy turista es muy acogedor y dan ganas de quedarse más tiempo.
  • El alojamiento aquí nos ha parecido más caro que en otras ciudades. Hay que tener cuidado si se viene en temporada alta porque puede resultar complicado encontrar una habitación buena a buen precio.
  • ¡Cuidadín con lo que se come! La carne de los puestos callejeros que hacen a la brasa puede estar en malas condiciones. Sabemos de uno que ya ha tenido las famosas “diarreas del viajero” y ha estado unos 4 días fastidiado…

Un día entre elefantes

¿Sabías qué…

– un elefante pasa 16 horas comiendo y bebe 100 litros de agua al día?
– los elefantes bebés se alimentan de leche materna y de heces de su madre?
– que todo el sudor de los elefantes se concentra en una parte de su cuerpo, los pies?
– que en las orejas es donde mejor se puede tomar el pulso de un elefante?
– que si un elefante te pisa no puede hacerte daño porque la planta del pie es totalmente blandita? (Si no está enfadado, claro).
– que cuando metes la mano en su boca no te puede morder porque tienen los dientes tan adentro que no se ven?

Éstas y otras muchas cosas las aprendimos el día entero que pasamos con elefantes en el Dumbo Elephant Spa. En este post os contamos cómo fue el día y cuáles fueron nuestras impresiones.

POR QUÉ ELEGIMOS DUMBO ELEPHANT SPA

En Chiang Mai, igual que en todo Tailandia, tienen un buen negocio montado a costa de los elefantes. Si os acordáis, en un post anterior, os contamos que en Ayutthaya nos encontramos a turistas dando un paseo en elefante. Existen miles de agencias que te venden estos paseos e incluso shows de elefantes dibujando y haciendo cualquier tipo de tontería para atraer a turistas. A primera vista puede parecer interesante pero lo que no nos paramos a pensar es que un elefante es un animal salvaje y no hace esas cosas por sí solo. Para ello, los tienen que enseñar y la única manera es a base de palos. De hecho, el día que nos topamos con aquellos elefantes dando un paseo vimos que los guías llevaban cuchillos en la mano… Por eso, creemos que contratando este tipo de tours y paseos no estamos haciendo ningún favor a los elefantes sino que, más bien, estamos fomentando su esclavitud. Además, muchas veces los tienen en muy malas condiciones, encadenados en un espacio reducido, como estos elefantes que nos encontramos en un centro de elefantes.

20151120_155314

Así que desde el primer momento tuvimos claro que nos apetecía disfrutar de estos animales de una manera diferente. Nuestra primera idea era visitar el Elephant Nature Park, un centro de rescate y rehabilitación de elefantes. Sin embargo, para los días que estabamos nosotros en Chiang Mai ya no tenian ningún hueco, así que buscamos otras alternativas. En nuestra guesthouse nos hablaron de Dumbo Elephant Spa y nos pareció una buena opción.

QUÉ HICIMOS

A las 8 de la mañana nos vinieron a buscar a nuestra guesthouse en una pick-up. Nuestro guía era un chico que había pertenecido a la tribu karen y nos contó un poco cómo es el día a día de los elefantes. Tardamos hora y media en llegar, ya que el lugar estaba en medio del Doi Inthanon National Park que está alejado de la ciudad.

20151116_115644

Cuando llegamos lo primero que vimos fue unas casetas de bambú y unas personas que nos daban la bienvenida. Después supimos que eran todos miembros de una misma familia y que vivían allí, cuidando de los elefantes. Tenían una casa principal con dos estancias: una hacía de dormitorio común, con unas mantas sobre el suelo y mucha ropa amontonada, y la otra hacía de cocina. Luego tenían a parte el baño, una zona para comer y una zona de relax con una hamaca y unas mantas sobre de las cañas de bambú. Todo ello en medio de la jungla!

2015-11-26 16.01.15

El primer elefante que vimos fue una mamá que estaba embarazada y le estuvimos dando de comer plátanos y pepinos. Fue impresionante estar cerca de semajante animal y casi meter nuestra mano en su boca sabiendo que no teníamos nada que temer. 

2015-11-26 16.07.35

Seguimos caminando hasta donde estaban otros tres elefantes, uno de ellos un bebé de 3 meses, Dumbo. Les dimos de comer, jugamos con Dumbo, les tocamos, les abrazamos, y después les seguimos por la jungla viendo cómo ellos mismos se iban buscando su propia comida: trozos de bambú, hojas, raíces de árboles, etc.

2015-11-26 16.19.44

Échale un vistazo a este vídeo, especialmente al final donde uno de los guías está jugando con el pequeño Dumbo!

Llegó la hora de la comida y nos tenían preparado un suculento manjar: padthai, arroz frito, brócoli con carne de cerdo y todo tipo de frutas para que comieramos cuanto quisiéramos.

20151116_122259

Después de comer estuvimos hablando con Chai, uno de los chicos de la familia, y nos estuvo contando que ésa era su vida. Que ellos vivían en la jungla cuidando de animales y que su familia además de elefantes cuidaba también búfalos y perros, que ellos no van a la escuela y que él no sabía leer ni escribir. Sin embargo, hablaba un inglés bastante bueno gracias al contacto con turistas y allí lo teniamos sentado con su guitarra intentando entonar el “Let it be” de los Beatles.

20151116_130023

Después de comer nos esperaba lo mejor. Seguimos a los elefantes hasta una charca de fango y los fuimos embadurnando uno a uno y, ya de paso, a nosotros también ¿no dicen que el barro es bueno para la piel :p? Parecía que a los elefantes les gustaba mucho estar allí, se sentaban y se les veía relajados. Tanto que a todos ellos les entró ganas de hacer sus necesidades allí dentro y… nosotros allí metidos a su lado! Después del barro tocaba darse un baño, así que fuimos hasta el riachuelo que pasaba por allí para limpiar tanto a los elefantes como a nosotros. Fue muy divertido estar allí y jugar con ellos mientras te echaban agua con su trompa. Divertido hasta que a una chica del grupo le atacó una sanguijuela que nos cortó el rollo a todos!

2015-11-26 16.46.49

Para finalizar el día, les dimos otra vez de comer. No sabéis cuánto comen estos animales!! También estuvimos jugando con Dumbo que estaba muy juguetón y nos provocaba todo el rato. Y esto al lado de la casa, como quien juega con un perrito en el patio de su casa.

2015-11-26 16.56.18

NUESTRAS IMPRESIONES 

El día de hoy ha sido una experiencia inolvidable. No os podéis imaginar lo simpáticos y cariñosos que son estos animales. Sin embargo, terminamos el día con una sensación agridulce. Cuando les preguntamos cómo habían vivido estos elefantes antes de llegar allí no nos qusieron dar mucha información. Además, al finalizar el día, vimos que uno de los chicos que los cuidaban llevaba también una especie de cuchillo, aunque no vimos que los elefantes tuvieran ninguna marca. Quizás, simplemente lo llevaba por si ocurría algo. De lo que estamos seguros es de que en este lugar viven todos los elefantes de la familia juntos y pueden estar a sus anchas en medio de la jungla. Sin embargo, no sabemos hasta que punto están 100% bien cuidados y no se trata de un negocio más para forrarse a costa de ellos.

Si venís a Tailandia y queréis pasar un ratito con elefantes, os recomendamos que os informéis bien antes de contratar cualquier actividad!

Chiang Mai: descubriendo sus templos y sus alrededores en moto

En el norte de Tailandia, a unos 700 km al norte de Bangkok, se encuentra Chiang Mai, ciudad en la que estuvimos 4 días. Es la segunda ciudad más grande de Tailandia, pero aún habiendo una gran cantidad de gente y turistas no se siente el agobio y el caos de Bangkok.

A nosotros Chiang Mai nos dejó bastante indiferentes. Es una ciudad que está totalmente orientada al turismo, llena de restaurantes de comida occidental (aunque, para ser sinceros, esto se agradece de vez en cuando), de centros de masajes, cursos de cocina tailandesa, thai boxing y de agencias que organizan todo tipo de tours y viajes, como trekkings en la selva, días con elefantes o tigres, mountain bikes, 4×4… Lo bueno que tiene esta ciudad es que está situada en un lugar perfecto para visitar otros lugares del norte de Tailandia. Y, aunque la ciudad en sí nos pareció que no tenía mucho encanto, disfrutamos mucho de sus alrededores donde se encuentran, por cierto, las montañas más altas de Tailandia.

20151117_123718.jpg

CÓMO LLEGAR

Desde Kanchanaburi cogimos un autobús nocturno que tardó 11 horas en llegar, salimos a las 19 y llegamos  sobre las 6 de la mañana. Nos costó 540 bath (14€) y estaba genial, con asientos muy cómodos y reclinables, wifi y en el precio estaban incluidos algunos snacks y cena. Aunque a primera vista nos parecieron muchas horas, el viaje se nos hizo bastante ameno, mirando cosas en internet y durmiendo.

20151113_183423.jpg

QUÉ HICIMOS

Si hay algo por lo que se caracteriza esta ciudad es por sus templos y sus mercados nocturnos. Así que un día lo dedicamos a patearnos la ciudad y visitarlos. Otro día alquilamos una moto para ver sus alrededores y otro tuvimos una experiencia muy divertida con nuestros amigos los elefantes, pero esto se merece un post a parte 😉

1.TEMPLOS

La parte antigua de la ciudad es un cuadrado que está parcialmente amurallado. Al que le guste visitar templos budistas éste es el sitio ideal, porque hay más de 300!  Nosotros, después de dos semanas en Tailandia y después de haber visto unos cuantos, optamos por visitar sólo los más recomendados, ya que, aunque son todos preciosos, al final nos parecen todos muy parecidos. Los que nosotros visitamos fueron: Wat Phra Signh, Wat Chedi Luang, Wat Lok Molee, Wat Monthian, Wat Kuan Kah Ma y Wat Chiang Mun.

2015-11-25 16.08.06.jpg

Exterior de los templos

En todos los templos hemos visto, junto a la figura del buda, ofrendas que ha llevado la gente.  Por lo que parece las ofrendas pueden ser de cualquier tipo porque hemos visto desde refrescos con su pajita y todo hasta cestas con diferentes productos como bombillas o champú o incluso peluches de doraemon.

2015-11-25 15.54.14

Interior de los templos

Un día nos despertamos a las 6 de la mañana y nos fuimos a dar una vuelta. Nos encontramos con algo que no nos esperábamos. Los monjes iban desfilando por las calles e iban parando en diferentes establecimientos donde los dueños les daban comida y les hacían reverencias. No os creáis que les dan las sobras de la cena, de eso nada, madrugan para hacerles suculentos platos.

2015-11-26 00.24.19

2.  MERCADOS

Chiang Mai está repleto de mercados,  tanto diurnos como nocturnos. Al lado de nuestra guesthouse había un mercado donde podías encontrar todo tipo de comida y alimentos. Incluso había un puesto con peces vivos dentro de un recipiente con agua, le decías al hombre cuál te gustaba y te lo mataba allí mismo.

2015-11-25 15.22.08.jpg

En los mercados nocturnos, además de comida, había ropa, complementos y cosas de decoración que podrían volver loco a más de uno y más teniendo en cuenta sus precios. Nosotros porque estamos en modo ahorro que si no más de una cosa habría caído. El mercado más famoso es el que se hace los domingos por la noche. Cuando nosotros fuimos no se podía ni andar de la gente que había.

3. VUELTA EN MOTO POR LOS ALREDEDORES

Alquilar una moto y recorrer los alrededores de la ciudad es algo que nos encanta y cerca de Chiang Mai había unas cuantas cosas que nos apetecía visitar. Así que cogimos la motillo y nos dirigimos hacia el Parque Nacional de Doi Suthep. Después de conducir por un camino lleno de baches, curvas y piedras en medio de las montañas, llegamos a Ban Kun Chang Khian, un poblado de la tribu Hmong. Esta tribu proviene de China central y antiguamente se dedicaba al comercio de opio y heroína. Ahora las mujeres se dedican a la artesanía. Además tienen sus propias cosechas y comercializan con ellas.

2015-11-25 17.10.48.jpg

Al llegar allí nos dio la sensación de haber retrocedido en el tiempo. El pueblito consistía en casas de madera muy básicas. Los gallos, gallinas y perros danzaban a sus anchas y, mientras, las señoras cosían en medio de la calle. Vimos a un bebé jugando en la calle y cuando nos acercamos salió una señora mayor que imaginamos que sería su abuela. Muy amable, con una sonrisa, nos intentaba explicar cosas pero no nos entendíamos.

20151117_111546.jpg

También visitamos el colegio del poblado, que nos pareció que estaba en bastante buenas condiciones. Aunque el mobiliario era un poco precario, cada aula tenía su televisión y su proyector. Además en el patio del colegio tenían muchos columpios y una gran zona verde donde los niños jugaban. Creemos que está financiado por Deloitte, ya que vimos un cartel con el nombre de la empresa en la entrada del cole.

2015-11-25 16.53.30.jpg

Las vistas desde el colegio eran impresionantes. En la foto de abajo, se ve Chiang Mai en el fondo.

2015-11-25 16.17.21.jpg

A la bajada del poblado queríamos ir a ver el Palacio Real. Antes de llegar nos dimos cuenta de que habíamos pinchado una rueda! El lugar más cercano para arreglarla estaba a unos 6 km y los dos no podíamos ir en la moto… Así que convencimos a un chico chino muy majete para que bajara a uno de los dos en su moto. Nos paró en las cercanías del Palacio Real, donde no hubo manera de encontrar a nadie que nos ayudara así que tuvimos que bajar unos 4 kilómetros más. Esta vez uno tuvo que bajar en taxi mientras el otro conducía. Aquí tampoco fue fácil encontrar un mecánico, al parecer estaba de vacaciones o durmiendo la siesta, no sabemos. Al final, después de preguntar mil veces, encontramos a un chico que nos arregló el pinchazo y pudimos seguir la marcha.

Aprovechando que estábamos cerca de uno de los templos más famosos de Chiang Mai, el Wat That Doi Suthep, decidimos entrar a verlo. Pero la verdad es que el pinchazo nos había fastidiado el día, estábamos cansados y no lo disfrutamos mucho. Eso sí, aprovechamos para hacer alguna fotillo chula por allí.

2015-11-25 17.33.01.jpg

NUESTRAS IMPRESIONES

  • Chiang Mai nos ha parecido una ciudad orientada al turismo 100%, por lo que ha perdido el encanto que un día pudo tener.
  • Seguimos pensando que alquilar una moto para ver los alrededores de las ciudades es una experiencia genial. Pero hay que tener cuidado con los pinchazos! No todas las carreteras están bien asfaltadas y no todas las motos están bien cuidadas. Un pinchazo puede fastidiarte el día y puede salir caro si no hay nadie alrededor que pueda ayudarte.
  • Después de visitar el poblado salimos con la sensación de que la gente vive bastante bien. A pesar de que las casas parecían muy precarias, en todas se podía  ver frigoríficos, lavadoras, teles, motos…y además la gente se veía muy feliz.

Kanchanaburi: puente sobre el río Kwai, cascadas y templos

Esta ciudad está a 150 km al oeste de Ayutthaya y a 120 km de Bangkok. ¿Habéis oído hablar del puente sobre el rio Kwai? Si, ¿ese que da nombre a la película que ganó 7 Óscars? Pues se encuentra aquí y estamos tan sorprendidos como vosotros! Al parecer, durante la Segunda Guerra Mundial el ejército  japonés cogió como prisioneros de guerra a ingleses, daneses, americanos y australianos y establecieron un campo de prisioneros aquí, en Kanchanaburi. Estos prisioneros estuvieron forzados a construir una vía de ferrocarril que uniera Birmania con Tailandia para apoyar a las tropas japonesas en Birmania. Esta vía fue conocida como el “ferrocarril de la muerte ” y ya os podéis imaginar por qué. El famoso puente es un fragmento de ella y su construcción se saldó con la vida de más de 100.000 personas, entre ellas 13.000 prisioneros, debido a las condiciones infrahumanas en las que trabajaban.

20151110_175046

CÓMO LLEGAR

Desde Ayutthaya no hay bus directo. Primero hay que coger una furgoneta que por 80 bath (2€) te lleva a Suphonburi y tarda una hora y media. Aquí se coge un bus que te lleva a Kanchanaburi, tarda dos horas y media y vale 50 bath (1,25€). El autobús nos pareció muy gracioso. Era super antiguo, con ventiladores en el techo y en la parte de delante había un reloj como los de ikea colgado y la imagen de un buda. Las puertas del autobús no se cerraron en todo el camino y el conductor fue pitando durante todo el trayecto. Aquí no hay paradas, así que el bus pita y si hay alguien en la calle lo para y se sube.

2015-11-18 11.03.17

QUÉ HICIMOS

  1. MEMORIAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Un día lo dedicamos a visitar lo relacionado con la segunda guerra mundial. Vimos el puente sobre el río Kwai, el cementerio de guerra donde están enterrados los prisioneros que murieron y el museo JEATH que, a través de fotografías y dibujos, cuenta cómo fue la vida de estos prisioneros durante la construcción del puente.

2015-11-18 19.34.39

Nos llamó la atención que este museo es regentado por unos monjes y los veías paseando por allí tranquilamente. Aprovechamos para hacernos unas fotos con ellos y disfrutar del entorno, que era precioso.

2015-11-18 19.43.34

     2. CASCADAS DE ERAWAN

Sabíamos que era una visita obligada ya que, según habíamos leído, allí se encontraban las cascadas más bonitas de Tailandia. La noche anterior habíamos conocido en nuestra guesthouse a una chica española, Sonia, y decidimos ir juntos. Para ello cogimos un autobús de esos tailandeses, con colorines y ventiladores en el techo, que nos costó 50 bath y en una hora y media estábamos allí.

El parque nacional cuenta con siete niveles de cascadas, con un desnivel total de 1.500 m. Cuando entramos y vimos la primera ya nos quedamos con la boca abierta pero conforme íbamos subiendo el paisaje se hacía cada vez más y más bonito. Como hacía mucho calor decidimos subir hasta el último nivel y a la bajada ir disfrutando, poco a poco, de cada cascada. Los primeros niveles fueron bastante fáciles pero a partir del quinto se fue complicando un pelín (tampoco fue muy difícil) y fue necesario incluso un poquito de escalada y cruzar un riachuelo. Sin embargo, creemos que merece la pena subir hasta el nivel 7, ya que el paisaje que vas viendo por el camino es inigualable.

2015-11-18 20.10.21

Al llegar arriba estabamos empapados de sudor y decidimos darnos un chapuzoncito en esas aguas cristalinas de color turquesa que nos estaban esperando. Para nuestra sorpresa estaba lleno de pececitos que estaban deseando ver un pie para acercarse en manada a mordisquearlos. Mario se bañó pero hubo una a la que le dio miedo y no se atrevió 😃

2015-11-18 20.25.40

A la bajada fuimos parando y disfrutando de cada uno de los niveles y, sin duda, el que más nos gustó fue el quinto.

2015-11-18 20.42.51

Datos curiosos:

  • Para poder entrar en el parque con botellas de agua tienes que pagar una fianza por botella. Si a la bajada enseñas todas las botellas te devuelven la fianza. Es una manera de asegurarse de que la gente no las va a tirar en cualquier sitio estropeando el entorno.
  • En el nivel 3 vive una colonia de monos. Nosotros tuvimos la suerte de verlos. Fue una sensación muy extraña sentirlos saltar sobre nuestras cabezas como si se fueran a abalanzar sobre nosotros.

   3. TEMPLOS A LAS AFUERAS DE KANCHANABURI

El último día decidimos alquilar una moto para recorrer los alrededores de Kanchanaburi y visitar los templos Wat Tham Seua y Wat Ban Tham.

20151113_113434.jpg

  • Wat Tham Seua

Está presidido por un buda de 14 metro protegido por una estructura en forma de concha. Al lado hay varios templos más pequeños donde los locales estaban rezando y haciendo sus ofrendas mientras nosotros nos divertíamos un poco ;).

2015-11-18 21.55.18.jpg

También hay una pagoda a la que se puede subir y contemplar al buda desde arriba, con los arrozales y las montañas como telón de fondo.

20151113_134809

  • Wat Ban Tham

Tiene un buda en el interior de una cueva a la que se accede por unas escaleras en forma de dragón.  Cuando, por fin, llegamos a la cueva donde estaba el buda nos dimos cuenta de que había más escaleras, así que decidimos probar suerte y ver a dónde nos llevaban. ¡Maldita la hora! ¡Aquello no terminaba nunca! En total subimos más de 700 escalones de cemento que atravesaban una montaña, hasta que llegamos a la cima donde había una pagoda dorada. Llegamos con la lengua fuera pero las vistas desde allí arriba merecieron la pena.

2015-11-18 22.07.44

De camino a los templos nos encontramos con este árbol gigante.

2015-11-18 21.44.17

NUESTRAS IMPRESIONES

  • Aquí hemos probado la mejor comida hasta el momento. En especial, nos ha enamorado un restaurante vegetariano, llamado On’s thai essan, y su dueña.
  • La gente conduce con sentido común, aunque para ellos parar en los pasos de peatones y los semáforos no importe.
  • Las carreteras son buenas. Están bien pavimentadas y no tienen nada que envidiar a las europeas.
  • Coger una moto para visitar los alrededores fue una experiencia que nos encantó. No sólo por los templos sino, también, por ver cómo vive la gente de las aldeas de alrededor de Kanchanaburi.
  • La calle donde nos alojamos, que es donde están la mayoría de guesthouses y restaurantes, nos dio muy buen rollo. La estancia aquí nos sirvió de relax y desconexión.
  • Hemos visto muchos hombres occidentales mayorcetes con mujeres locales más jóvenes.
  • Queremos destacar la amabilidad y las ganas de intentar ayudar de la gente. En todos los lugares te encuentras a gente amable, pero a este nivel no lo habíamos experimentado nunca.

Ayutthaya: la antigua capital del reino de Siam

Después de estar unos días en Bangkok pusimos rumbo hacia la zona centro de Tailandia y visitamos dos ciudades: Ayutthaya y Kanchanaburi.

Nuestra primera parada fue Ayutthaya, a 85 km al norte de Bangkok. Fue la antigua capital del reino de Siam, la actual Tailandia. En su época fue una de las ciudades más grandes. Contaba con más de un millón de habitantes, más de 500 templos, un importante puerto comercial y relaciones políticas y comerciales con Europa y Japón, hasta que en 1767 fue saqueada por los birmanos. Toda esta grandeza se puede observar, hoy en día, en los restos que quedan dispersos por la ciudad, que fueron nombrados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

20151109_135651

Wat Phra Si Sanphet

CÓMO LLEGAR

Desde Bangkok se puede llegar fácilmente, ya sea en autobús, minivan o tren. Nosotros optamos por la opción más barata: el tren, que nos costó 15 thb (0,40€) por persona en tercera en clase! Por ese precio creíamos que iba a ser un tren muy cutre, pero la verdad es que estaba bastante bien. Los asientos eran cómodos y las ventanillas estaban bajadas, por lo que no hacía calor. Durante el trayecto, de alrededor de 2 horas, nos pareció muy gracioso que, de vez en cuando, se subía algún vendedor ambulante intentando vender todo tipo de comida o bebida.

20151108_124202

En el tren con nuestras amigas holandesas

QUÉ HICIMOS 

En Ayutthaya estuvimos un par de días con unas chicas holandesas que conocimos en el tren. Con ellas alquilamos unas bicis para recorrer la ciudad y poder visitar las ruinas del parque histórico tranquilamente. Como hay muchas y hacía un calor asfixiante, decidimos centrarnos en las que habíamos leído que eran más destacadas: Wat Maha That, Wat Ratchaburana, Wat Yai Chai Mongkol, Wat Phra Si Sanphet y Wat Lokayasutharam. En algunas de ellas, pagamos la entrada para entrar al recinto y otras, simplemente, las vimos desde el exterior. Las tarifas de las entradas oscilaban entre los 20 y los 50 baths y algunas eran gratis.

2015-11-15 16.53.27

Algunas de estas ruinas han sido reconstruidas y nos pareció muy interesante ver cómo todavía los monjes las frecuentan y se hacen cargo de ellas.

2015-11-12 08.22.56

Monje en Wat Yai Chai Mongkol

Nuestra vuelta en bici fue toda una aventura. Algunas ruinas estaban cerca las unas de las otras, pero para ir a otras tuvimos que pedalear un buen rato con todo lo que eso supone: conducir por avenidas llenas de coches y motos (menos mal que por aquí son majos y paran en mitad de la carretera, si es necesario, para que pases) y esquivar tuktuks, niños y perros. Pero disfrutamos mucho del día! Además por el camino nos encontramos con elefantes que iban dando un paseo a los turistas.

2015-11-12 08.27.41

En Ayutthaya también nos dimos un buen festín. Nos lo merecíamos después del duro día de bici! Así que nos fuimos de tapeo tailandés al night market y probamos todo aquello que nos entraba por el ojo. Eso sí, con los bichitos fritos todavía no nos atrevemos 😉

Si váis a Bangkok, bien merece la pena reservar un día para hacer una excursión a Ayutthaya. Es un lugar que no deja indiferente a nadie!

Mercado flotante de Amphawa y mercado de la vía del tren de Mae Klong

Uno de los días que estuvimos en Bangkok aprovechamos para hacer una excursión a sus alrededores y visitar dos mercados: uno flotante y otro que está en la vía de un tren. Después de esperar durante una hora a un autobús, que nunca llegó, tuvimos que coger otros dos para llegar por fin a la estación donde estaba la furgoneta que nos llevaría a nuestro destino.

MERCADO EN LA VÍA DEL TREN DE MAE KLONG

Ésta fue nuesta primera parada. Es un pueblecito que está, aproximadamente, a unos 80 km de Bangkok y que se ha hecho famoso por su mercado en la vía del tren. Si, lo que leéis! Aquí hay un mercado que está, literalmente, encima de la vía. Cuando pasa el tren, que es unas 4-5 veces al día, recogen un poco los puestos o incluso dejan cosas encima de la vía y el tren pasa por encima de ellas. Una vez pasa el tren, el mercado vuelve a la normalidad. Parece ser que el mercado estaba allí antes de que funcionara el tren y ahora, como atrae turismo, se niegan a quitarlo. Nosotros tuvimos la mala suerte de que, cuando fuimos, el tren estaba estropeado y no pudimos ver ésta imagen tan pintoresca. Aún así, nos dimos una vuelta por el mercado y tenemos que reconocer que nos sorprendió bastante ver a la gente comprando aquí, con las terribles condiciones higiénicas que había.

2015-11-08 13.02.51

MERCADO FLOTANTE DE AMPHAWA

A unos 6 km de Mae Klong se encuentra Amphawa. Preguntamos en el pueblo cómo llegar allí y nos dijeron que en mini-bus, que resultó ser una furgonetilla con un remolque atrás con asientos para sentarse.

20151107_143735

En Amphawa hay un mercado flotante que nos gustó mucho. No era el típico mercado creado para turistas como otros que habíamos visto en internet. Éste se veía muy auténtico, de hecho, nosotros éramos casi los únicos turistas por allí. El mercado está situado a largo de un canal, donde a ambos lados se pueden encontrar puestos de ropa y, sobre todo, de comida. Además, hay barquitas en las que unas mujeres cocinan una comida deliciosa, principalmente, marisco. Cuando anochece todos los puestecitos y barquitas se iluminan, quedando reflejados en el agua. Eso, junto con la música que se escucha de fondo, hace que se cree una atmósfera inigualable.

Aquí es posible, además, coger una barca para ver los alrededores del mercado y sus templos. Durante el recorrido pudimos ver cómo vive la gente en esta zona en casas flotantes sobre un río, en el que había mujeres lavando ropa y niños bañándose. El paisaje es muy bonito y pudimos contemplar un atardecer desde la barca precioso.

2015-11-08 13.15.18

Bangkok, la ciudad que nunca duerme

Bangkok, la ciudad que nunca duerme! Así la llaman y ahora sabemos por qué! Ambiente y bullicio están garantizados las 24 horas del día. Hemos estado aquí 4 días y uno de ellos aprovechamos para hacer una excursión a los alrededores para visitar unos mercados muy curiosos que os enseñamos aquí. En éste, os vamos a contar qué hemos visitado en Bangkok y cuáles han sido nuestras impresiones.

¿QUÉ HEMOS VISTO?

  1. TEMPLOS

Un par de mañanas las dedicamos a visitar algunos de los templos más famosos de la ciudad.

  • Wat Pho

Este templo es famoso porque en él se encuentra un buda tumbado que es de los más grandes del mundo, con alrededor de 45 metros de largo. El recinto en sí es precioso, con multitud de budas de diferentes tamaños y posiciones.

2015-11-07 12.07.05

  • Wat Phra Kaew y Gran Palacio

Se trata de un recinto enorme con numerosos edificios y templos espectaculares, llenos de colorido y figuras doradas. En Wat Phra Kaew está el buda de esmeralda, que es de los más importantes y venerados de Tailandia.

No se podía entrar al recinto con pantalón corto ni camisetas de tirantes. Como ya lo sabíamos fuimos preparados con los pantalones largos en la mochila y un pañuelo para cubrir los hombros. Sin embargo, el pañuelo no fue suficiente y tuvimos que pedir prestada una camisa que dejaban de forma gratuita en la entrada dejando una fianza.

2015-11-07 12.39.51

En este mismo recinto se encuentra el Gran palacio que, más que un palacio, es como una pequeña ciudad donde se encontraba la antigua residencia real.

2015-11-07 12.46.11

2. BARRIO CHINO

El barrio chino la verdad es que nos lo imaginabamos de otra manera. En realidad, nos pareció un poco más de lo mismo. Calles con puestos a ambos lados, donde vendían de todo tipo de artilugios, ropa, etc., mucho tráfico y mucho ruido.

3. KHAO SAN ROAD

Esta es la zona típica de mochileros. Se trata de una calle larga que es una auténtica locura, especialmente por la noche. A los dos lados de la calle hay puestos callejeros de comida de todo tipo, de ropa, masajes, tatuajes, etc. Y, además, hay muchos bares con la música a tope. La gente que frecuenta esta zona son, por lo general, turistas que te los encuentras hasta altas horas de la noche bebiendo cerveza y bailando. Nosotros nos alojabamos en una calle cercana a ésta, que se llama Rambuttri, así que cada noche cenábamos por esta zona. Como anécdota, os dejamos una foto de uno de los puestos de masajes donde contamos casi 50 masajistas en la calle trabajando!

2015-11-08 21.42.06

4. MERCADO NOCTURNO PATPONG

Una noche fuimos a este mercado porque leímos que vendían cosas de imitación a buen precio. Aquí fue donde tuvimos que poner en marcha nuestras dotes regateadoras por primera vez. El mercado se encuentra bastante lejos y habíamos leído que en taxi costaba unos 80 bath (2 euros) pero a todos los taxis que preguntábamos nos lo dejaban por 200-300 bath (5-7 euros). Fue bastante difícil negociar, pero al final lo conseguimos por 130 bath (3 euros). El mercado, en sí, no nos gustó mucho puesto que había lo mismo que en cualquier otro mercado de la ciudad. La única diferencia es que aquí te intentan vender también entradas para el pingpong show, un espectáculo erótico que no vimos y que tampoco queremos entrar en detalles…

5. SOI COWBOY

Es el barrio rojo por excelencia de Bangkok. Es una calle de clubs iluminada con letreros de neón, que como os podréis imaginar predominaban los colores rojos. En la puerta de cada club había muchas chicas semidesnudas, muchas de ellas demasiado jóvenes,  esperando a clientes.

IMG-20151107-WA0028

6. CALLEJEANDO EN BANGKOK

A nosotros nos gusta mucho callejear y patearnos todos los lugares que visitamos. Bangkok, por supuesto, no iba a ser menos. Lo que nos hemos encontrado en esta ciudad, y que nos ha llamado la atención, ha sido la infinidad de puestos callejeros de comida que había a cada dos pasos que dábamos. Podían ser desde furgonetas hasta motos con remolques enganchados o incluso carritos que iban moviendo de un lado a otro.  Además hemos visto familias que tenían su pequeño comercio en casa, sacaban a la calle la mesita o el carrito y se ponían a vender! Callejeando también hemos visto muchos perros y gatos sin dueño, a los que la gente respetaba mucho. Les alimentaban y dejaban que rondaran a sus anchas por sus negocios. Y, por último, nos ha llamado la atención ver a muchos monjes con sus indumentarias naranjas por cualquier lado de la ciudad. Una cosa curiosa es que tienen asientos reservados para ellos en autobuses y en otros sitios públicos.

2015-11-08 22.16.41

¿CUÁLES HAN SIDO NUESTRAS IMPRESIONES?

  • Nos ha parecido una ciudad caótica, bulliciosa, con mucho tráfico. En algunas ocasiones, nos ha parecido un poco agobiante.
  • Hay motos por todos lados, incluso en callejuelas pequeñas. Muchas veces te encuentras a familias enteras en una sola moto y sin casco.
  • Callejear se hace difícil porque muchas veces los vehículos no paran en los pasos de cebra y, a veces, ni incluso en los semáforos.
  • Hay mucha contaminación. Ésto, junto con fuertes olores desagradables que hay en algunas calles, hace que a veces se haga incómodo respirar.
  • La comida nos ha sorprendido positivamente. Es muy buena y muy barata. Por 40-50 bath (1 euro) puedes comer o cenar tranquilamente.
  • El sistema de autobuses nos ha parecido muy barato y, al mismo tiempo, muy lioso, ya que no aparece nunca el horario ni las paradas o el destino de cada linea.
  • Desde el punto de vista occidental, parece que hay bastante pobreza. Sin embargo, se ve a todo el mundo feliz y no se ve gente pidiendo por las calles.
  • Sensación de seguridad 100%.
  • La gente es muy amable, siempre te intenta ayudar y siempre está con una sonrisa en la boca. Son personas relajadas y con muy buena onda.

Dicen que Bangkok o te encanta o la odias. Nosotros no podemos decir ni una cosa ni la otra pero si que creemos que, con sus cosas buenas y malas, es una ciudad que merece la pena visitar.

Y…llegó el día!!

Por fin llegó el día! Comienza nuestra aventura!

Ayer llegó el momento de decir adiós a Suecia y hoy hemos llegado a Bangkok, con un jetlag de narices por cierto. A pesar del cansancio, hemos podido dar una vuelta por la ciudad y, a primera vista, nos ha parecido un poco caótica, pero no tanto como nos imaginábamos. Nos ha llamado la atención la cantidad de motos que hay (algunas con 3 personas y sin casco), la comida local que es muy barata y bastante buena, y el alto nivel de contaminación. Pero os contamos más sobre Bangkok aquí.2015-11-05 00.49.35

En éste, queríamos centrarnos en hacer un pequeño homenaje a las personas que dejamos en Suecia. Aunque bueno, en realidad, las llevamos en nuestra mochila. Tenemos que decir que en Suecia hemos conocido a personas maravillosas. Cuando vives lejos de tu casa y de tu familia es súper importante rodearse de gente en la que poder confiar. Y nosotros nos sentimos afortunados porque tenemos un grupo de amigos increíbles. Aunque todos somos muy diferentes entre sí, conectamos muy bien desde el primer momento y hemos formado una pequeña familia.

Chic@s, vamos a echar mucho de menos nuestras cenitas, las fiestas en el hostal la Leo, nuestras fikas de confidencias, nuestras tardes de billar, las paellas y cocidos de Pablo, nuestros viajecitos, nuestras noches de fiesta (incluso las frustradas, que no han sido pocas) y, sobre todo….el gururu! 😉 Nos llevamos con nosotros todos esos momentos y un trocito de cada uno de vosotros. Os queremos!!

2015-11-05 01.41.46

La mochila

[Post actualizado en Octubre de 2017]

Mucha gente nos pregunta ¿pero cómo pudísteis sobrevivir 6 meses sólo con una mochila? ¡Pues eso mismo nos preguntamos nosotros también! Es la primera vez que viajábamos de esta manera y al principio fue todo un reto para nosotros. En esta ocasión no podíamos ir cargados de los “por si acasos”, sino que teníamos que escoger solamente aquello que creíamos estrictamente necesario y útil para el tiempo que íbamos a estar fuera de casa.

En un viaje de estas características, el equipaje tiene que ser ligerito porque se pasan muchas horas con la mochila. No os vamos a mentir, los momentos de buscar alojamiento con la mochila a cuestas bajo un sol abrasador eran horribles. Así que, cuantos menos pese mejor. Además, nosotros volamos con compañías de bajo coste y no facturamos la mochila, lo que nos obligó a no sobrepasar los 7 kg que están establecidos para las maletas de cabina. 

Aquí os dejamos una lista de lo que nosotros nos llevamos, lo que nos sobró y lo que echamos de menos:

2015-10-26 22.52.40

MOCHILA

  •  una de 50-60 litros
  • otra más pequeña de 20 litros para excursiones.

ROPA

  • 4-5 camisetas
  • ropa interior para 5-6 días
  • calcetines transpirables
  • 2 pantalones largos (uno de ellos de trekking, que se quita la pernera y se hace corto)
  • 2-3 pantalones cortos,
  • 2 bañadores/bikinis
  • sudadera
  • chubasquero
  • Para llevar la ropa más organizada, nos compramos unas bolsas para dividirla (las camisetas juntas, los pantalones juntos…). Al principio pensamos que igual era una tontería pero ahora no podríamos vivir sin ellas. Te permiten encontrar lo que buscas fácilmente sin necesidad de sacar todo de la mochila.
  • un pareo: ¡sirve para todo! Para la playa, para taparte en los autobuses si hace fresquete, para cubrirte al entrar en los templos, para usar como bufanda…
  • zapatos: zapatillas de trekking y chanclas.

2015-10-26 23.34.20

ACCESORIOS

  • almohada para los largos viajes
  • sábana finita: no la utilizamos en ningún momento porque todas las camas estaban muy bien
  • toallas de microfibra (una de baño y otra de mano): son geniales porque no ocupan nada y se secan muy rápido
  • candados con cuerda para atar las mochilas y evitar robos
  • cuerda: muy útil para colgarla, por ejemplo, en la habitación y tender la ropa mojada
  • linterna
  • funda impermeable para proteger la mochila de la lluvia
  • mosquitera impregnada de permetrina: fue totalmente un estorbo, nos pesaba mucho y todavía la tenemos sin estrenar porque en la época en la que viajamos nosotros a penas había mosquitos y la mayoría de habitaciones tenían mosquitera
  • cantimplora: la acabamos regalando
  • cubiertos de plástico: muy útiles al principio cuando no sabíamos utilizar los palitos, pero después no los volvimos a utilizar
  • bolsas herméticas: para proteger, por ejemplo, los móviles y pasaportes del agua o el polvo
  • calculadora: no la usamos mucho así que la podríamos haber evitado
  • cuadernos: imprescindibles para escribir nuestro diario de viaje. Sin él, no podríamos haber hecho este blog. También, un cuadernito pequeño para apuntar gastos y llevar nuestro presupuesto a rajatabla
  • riñonera para llevar el dinero y el pasaporte oculto bajo la ropa: nos parece un imprescindible porque llevas todo a mano y protegido

APARATOS ELECTRÓNICOS

  •  tablet con teclado y adaptador OTG (para poder conectar el teclado y el disco duro a la tablet)
  • móviles
  • disco duro externo y USB
  • cargadores

BOTIQUÍN

  • material de cura (tiritas, vendas, apósitos, betadine, …)
  • amoxicilina
  • antidiarréico
  • antivómitos
  • suero oral
  • antihistamínicos
  • ibuprofeno
  • paracetamol
  • profilaxis para la malaria
  • repelente de mosquitos fortasec extra fuerte
  • protección solar

Solo usamos el repelente y la protección solar, el suero oral, algún ibuprofeno y algún paracetamol. Creemos que es necesario llevar un poco de todo por si acaso, pero no media farmacia como hicimos nosotros porque se puede encontrar de todo en cualquier destino.

HIGIENE

  • un poco de champú y gel para los primeros días
  • cepillo de dientes
  • peine
  • crema hidratante
  • cuchillas
  • cortauñas
  • un poquito de maquillaje
  • tampones: importante, no es fácil encontrar en todas las ciudades
  • mini secador

DOCUMENTACIÓN

  • pasaporte
  • visados (en caso de que sea necesario)
  • cartilla de vacunación
  • tarjetas de crédito
  • seguro de viaje
  • reservas de vuelos
  • permiso de conducir y si puede ser el internacional mejor
  • fotos de tamaño carnet para los visados
  • y fotocopias de todo lo anterior. Nosotros llevábamos una carpeta cada uno con copias de ambos y además nos lo enviamos por email y también a nuestra familia. Cualquier precaución es poca por si ocurre alguna cosa inesperada como un robo o un accidente.

¿QUÉ ECHAMOS DE MENOS?

Si os somos sinceros, no echamos de menos nada. Te acostumbras a vivir con poco y te das cuenta de que no te hace falta más. Pero en el caso de que te haga falta, en todos los lugares del mundo hay tiendas donde se puede comprar. La única cosa que nos penó no haber tenido fue una cámara acuática para poder inmortalizar los peces (y tiburones) y corales tan bonitos que vimos.

Y vosotros ¿qué metéis en vuestra mochila?

Itinerario

En nuestro viaje vamos a visitar, en principio, 6 países: Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam, Malasia y Singapur. Tenemos que reconocer que diseñar el itinerario no fue una tarea fácil ¡hay tantas cosas que ver en cada país y todas tan interesantes! Pero al final hemos conseguido establecer, más o menos, una ruta que nos convence a los dos.

Aquí os dejamos un resumen:

mapa itinerario zoom

¿Cuándo visitaremos cada país?

  • Noviembre: Tailandia centro-norte
  • Diciembre: Laos y Camboya
  • Enero: Vietnam
  • Febrero: Tailandia sur
  • Marzo: Malasia y Singapur
  • Abril: ??

Una cosa que tenemos clara es que queremos empaparnos bien de la cultura y de la forma de vida de cada país. Por eso, queremos ir con tranquilidad y sin agobios y no seguir sólo las típicas rutas turísticas. Por lo tanto, aunque tenemos un itinerario más o menos establecido sabemos que éste puede cambiar. Además tampoco sabemos muy bien cuánto tiempo tardaremos en recorrer cada país, por eso, tenemos todavía abril en interrogante. Aunque si acabamos pronto nuestro recorrido y nos sobra tiempo tenemos en mente unos cuantos destinos, entre ellos… Maldivas!! 🙂

¡AQUÍ os iremos contando!

Mejor época para viajar al Sudeste asiático

Cuando decidimos que nuestro viaje sería al Sudeste asiático nos pusimos a investigar qué época era la mejor para evitar los temidos monzones. Para el que no lo sepa, los monzones son vientos que soplan en determinados meses en la región de Asia y el Pacífico y traen mucha lluvia y, con ella, inundaciones y suciedad. Por lo cual, lo ideal es evitar visitar el sudeste asiático durante esos meses ya que las lluvias pueden llegar a arruinar tu viaje.

Por lo que hemos podido leer, el clima en todo el sudeste asiático es, en general, cálido y húmedo durante todo el año. Sin embargo, se pueden diferenciar dos épocas:

  • época seca y más fresca: más o menos de noviembre a abril-mayo
  • época de lluvias y más calurosa: más o menos de mayo a octubre

Aquí os dejamos una tabla que encontramos en el blog “worlding8” que creemos que está muy clara. En ella están todos los países que componen el sudeste asiático y los meses que en los que es mejor visitar dichos países o evitarlos. Hemos contrastado la información con varias fuentes y creemos que son bastante fiables.

Mejor época                     Cuidado                           Mejor evitar

monzon-cuando-ir

Cómo tomamos la decisión de irnos

De sueños se vive pero a veces se quedan en eso, sueños. Y es que viajar durante un largo periodo de tiempo no es fácil: trabajo, piso, comodidad, rutina,… son factores que de alguna manera ponen freno a que los sueños se hagan realidad. Y, como no podía ser de otra forma, nos pusieron freno a nosotros también. Al menos al principio. Pensábamos que nos encantaría hacer un viaje largo a un lugar exótico peeeeeeeero…no lográbamos dar el paso. Se quedaba en eso, en un gran deseo. Mentalmente no estábamos preparados para el cambio.

Fuente: Blog "Un cambio de aires"

Fuente: Blog “Un cambio de aires”

¿Pero qué ocurrió que nos hizo cambiar y mentalizarnos?

Primero de todo, los dos estábamos un poco cansados de Suecia.  Un país que nos lo ha dado todo, pero que al mismo tiempo es duro. Especialmente, en lo que se refiere al clima. Y es que para personas acostumbradas al solecito español, los largos y oscuros inviernos suecos se hacen cuesta arriba. Incluso notábamos que nos afectaba anímicamente. Pero aunque estábamos un poco cansados del país, este no fue el principal detonante que nos empujó a tomar la decisión.

Por un lado, Pilar necesitaba conseguir el título sueco de profesora para poder seguir trabajando en el colegio. Por lo cual, cabía la posibilidad de que no la pudieran seguir contratando al año siguiente. Por otro lado, a Mario le cambiaron de departamento y el nuevo trabajo no le gustaba mucho y lo pasó bastante mal. Y aquí fue cuando Pilar dijo ¡nos vamos a viajar!

Momentos difíciles 

Mario al principio no lo tenía nada claro. Le surgían muchas preguntas a las que todavía no podíamos dar respuesta: ¿qué pasará después?, ¿encontraremos trabajo?, ¿dónde acabaremos?, ¿será ahora el momento?

Y créenos, éste fue el momento más duro de todos. La incertidumbre de no saber lo que iba a pasar después con nuestras vidas nos echaba para atrás. Y de qué manera…

Pero llegó un momento en el que nos planteamos qué tipo de vida queríamos recordar cuando fuéramos mayores:

  • Una vida cómoda, llena de rutinas, en un país en el que no estábamos a gusto. Y en un trabajo que no nos llenaba.
  • O una vida llena de experiencias, nuevos retos, sueños cumplidos y que realmente nos hacía feliz.
Fuente: Blog "Mochileando por el mundo"

Fuente: Blog “Mochileando por el mundo”

¿Es posible?

Y mientras nos decidíamos, lo primero que hicimos fue investigar. Investigar si el viaje que queríamos hacer era realmente posible. Durante un mes y medio, nos informamos sobre:

  1. Qué partes del mundo eran seguras, baratas y bonitas para un primer viaje de este tipo. Investigando, decidimos que el destino que reunía todas estas características era el sudeste asiático.
  2. Qué países nos llamaban más la atención.
  3. Cuánto dinero nos costaría. Miramos en blogs de viajeros cuánto costaba el alojamiento, la comida, el transporte, el seguro médico, las vacunas, los visados y el material que necesitábamos comprar para el viaje. Y sumando todo, vimos que era posible.

Y después de pensarlo mucho, dijimos ¡es el momento, nos vamos! Y compramos el billete de ida a Bangkok.

mapa lupa

Y así empezó todo…

y asi empezo todo

Maryam y Pilar

Es curioso cómo, a veces, una simple conversación puede cambiar el rumbo de tu vida. En una tarde de domingo, hablando con una buena amiga, salió el tema de dar la vuelta al mundo. Comenzamos a imaginar a qué países iríamos y cómo sería eso de estar muchos meses viajando alrededor del mundo. Y comenzamos a soñar. Pero a menudo hay sueños que aunque, a priori, parecen imposibles en realidad no lo son. Sólo es cuestión de planteárselo seriamente e ir a por ellos.

Por mucha locura que parezca, después de esta conversación, a Pilar le surgieron muchas preguntas como ¿es peligroso?, ¿se gasta mucho dinero?, ¿qué parte del mundo nos gustaría visitar? Empezó a buscar información para entender lo que supondría un viaje de este tipo y así fue nuestro primer contacto con blogs de viajeros, que al final ha resultado ser la fuente de información más útil para planificar nuestro viaje y la que nos ha inspirado a escribir este blog. Leyendo y leyendo blogs, muchos días le daban las tantas de la noche y a la mañana siguiente me mareaba contándome las historias que había leído. Poco a poco me entró un gusanillo en el estómago que se hizo más y más grande. Tan grande que acabó contagiándome y … ¡comprando los billetes a Bangkok!

Y así… con una simple conversación, fue como empezó todo…